sábado, 5 de noviembre de 2011

ESPIRONOLACTONA Y RIESGO DE HIPERPOTASEMIA

La AEMPS ha publicado el día 4 de Noviembre de 2011 una Nota Informativa con relación a ESPIRONOLACTONA Y RIESGO DE HIPERPOTASEMIA (Ver Nota en pdf).

Espironolactona es un diurético ahorrador de potasio que actúa mediante inhibición competitiva de la aldosterona. El efecto resultante es la pérdida de agua y sodio urinarios, y la retención de potasio e hidrógeno. Está indicada para el tratamiento de la hipertensión arterial (la dosis inicial habitual es de 50-100 mg al día) y de la insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) clases III y IV de la NYHA (habitualmente 25 mg al día).
El Sistema Español de Farmacovigilancia ha seguido recibiendo notificaciones de casos de hiperpotasemia asociados al uso de espironolactona.

Teniendo en cuenta la situación, la AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:
  • Es crítico vigilar y controlar los niveles séricos de potasio en pacientes con insuficiencia cardiaca clases III y IV de la NYHA que reciben espironolactona.
  • La dosis para el tratamiento de la ICC no debe ser superior a 50 mg diarios. Por tanto, las presentaciones de 100 mg de espironolactona por comprimido no deben utilizarse en estos pacientes.
  • Debe evitarse el uso concomitante con otros diuréticos ahorradores de potasio (amilorida, triamtereno) o antagonistas de la aldosterona (eplerenona, drospirenona).
  • Debe evitarse el uso de suplementos de potasio orales en pacientes con niveles séricos de potasio > 3,5 mmol/L.
  • Debe recordarse que el uso simultáneo con IECA, ARA-II, beta-bloqueantes, heparinas, AINE y sal de mesa para hipertensos facilita la aparición de hiperpotasemia.
  • Los controles de potasio y creatinina séricos deben realizarse en la semana siguiente al inicio del tratamiento o cuando se aumente la dosis de espironolactona, posteriormente cada mes durante los 3 primeros meses, luego cada trimestre durante un año y tras el año de tratamiento, cada seis meses.
  • En pacientes de más de 80 años debe valorarse la filtración glomerular y una posible insuficiencia renal oculta.
  • Interrumpir transitoria o definitivamente el tratamiento si los niveles séricos de potasio son > 5 mmol/L o de creatinina son > 4 mg/dL.

Para notificar las sospechas de reacciones adversas a los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia se puede consultar la wed de la AEMPS

1 comentario:

  1. Totalmente a favor con que nos conciencien mas de los riesgos de la Espirinolactona (y la Eplerenona similar), que vamos perdiendole el respeto con el uso muy frecuente.

    Me ha sorprendido el valor de 4 mg/dl de Creatinina para indicar retirar el tratamiento, ya que si hay incrementos de su valor de unos 0,5 y según la indicación , el valor basal y especialmente si sigue incrementandose en controles sucesivos, sin esperar a 4, debemos valorar rebajar o retirar.

    En cifras absolutas, ya que con valores superiores a 2 ya se incrementa el riesgo de hipérpotasemia! se debería comenzar con mucha precaución e incluso con dosis de 25 mgr días alternos, con valores superiores a 2,5 normalmente el aclaramiento es menor de 30 ml/min y deja de ser eficaz con muchísimo mas riesgo y por encima de 3 no se incluian en los ensayos y estaria contraindicado.

    Sin embargo, en pacientes con IC derecha (ascitis y edemas) o con IC refractaria y con el adecuado seguimiento de la función renal, utilizamos dosis de 100 e incluso asociación con todo tipo de diuréticos.

    ResponderEliminar