sábado, 20 de diciembre de 2014

¿PORQUÉ LA ATENCIÓN PRIMARIA ES VALORADA?

En todas las encuestas que se hacen desde los distintos sistemas de salud españoles para valorar la calidad de la atención prestada, la Atención Primaria, es excelentemente valorada y sus profesionales recomendados por los pacientes.

Y esto se consigue por el trabajo que día a día hacen todos y cada uno de los profesionales que trabajan en este "nivel" asistencial, a veces minusvalorados por compañeros de un "nivel más alto" y a veces incluso con complejo de inferioridad con relación "al otro nivel".

Os dejo una selección de opiniones de pacientes en la que se expresa claramente porqué los pacientes valoran la Atención Primaria y a sus profesionales:

“ Por medio de estas líneas quiero mostrar mi agradecimiento por su gran profesionalidad como por su exquisito trato a los pacientes” 

“Mediante la presente quiero resaltar de forma breve la labor de los profesionales por los que he sido atendida. …Se han considerado mis necesidades como usuaria. Ha mostrado en todo momento una actitud cercana y permeable a mis dudas e inquietudes….He sido adecuadamente orientada a lo largo de todo el proceso” 

“ Con afecto por ser tan atentos y serviciales conmigo en el Centro de Salud de ...” 

“ GRACIAS de corazón por el esfuerzo, paciencia y generosidad con nosotros” 

“…nunca podré agradecer lo suficiente el trato recibido…; la persona que entró en la consulta era una persona totalmente destruida, sin autoestima, sin ilusión por nada…, poco a poco la persona que había desaparecido fue apareciendo y hoy día afronto mi alta con ilusión y optimismo perdido. No tengo palabras para agradecer lo que se ha hecho por mi, por la paciencia y dedicación (ningún día le he visto mirar el reloj mientras estaba pasando consulta conmigo) dedicando el tiempo necesario en cada visita…; …siempre estaré agradecida al trato recibido…”

FELIZ NAVIDAD

miércoles, 17 de diciembre de 2014

VALPROATO Y EMBARAZO

Una vez finalizada la revisión llevada a cabo a nivel europeo sobre los medicamentos relacionados con valproato, los laboratorios que comercializan este principio activo y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) han informado acerca de la nueva información disponible y de las advertencias que han sido reforzadas sobre la seguridad de estos medicamentos.

Las Recomendaciones que se encuentran en una Nota distribuida a profesionales son:
  • Los niños con exposición intrauterina a valproato presentan un alto riesgo de contraer trastornos graves del desarrollo (hasta un 30-40 % de los casos) y/o malformaciones congénitas (aproximadamente en un 10 % de los casos).
  • No debe prescribirse valproato a niñas, mujeres adolescentes o embarazadas, salvo que otros tratamientos resulten ineficaces o no sean tolerados.
  • El tratamiento con valproato debe iniciarse y ser supervisado por un médico con experiencia en el tratamiento de la epilepsia o el trastorno bipolar.
  • Se deberá realizar una cuidadosa valoración de la relación beneficio-riesgo del tratamiento con valproato: al realizar la primera prescripción, en las revisiones rutinarias del tratamiento, al alcanzar la pubertad y cuando se planifique un embarazo o la paciente se quede embarazada.
  • Asegúrese de que todas las pacientes estén informadas y entienden:
    • -  los riesgos asociados al tratamiento con valproato durante el embarazo;
    • -  la necesidad de usar métodos anticonceptivos eficaces;
    • -  la necesidad de revisar el tratamiento con regularidad;
      -  la necesidad de consultar inmediatamente al médico si está planeando un embarazo o se queda embarazada. 

sábado, 6 de diciembre de 2014

MÉDICO DE FAMILIA Y NO MAP

Esta semana pasada una médico de familia muy activa en redes sociales, @magelesmedina,  nos propuso una campaña que se etiquetó como #MFvisible en la que se pretendía reivindicar el nombre de Médico de Familia, en contraposición a un término que ha comenzado a proliferar como las setas en otoño en los informes hospitalarios: MAP.

En el intercambio de tweets surgieron los siguientes:


  • ¿Y hace cuanto que nos llamamos MAP? ¡Detesto que me llamen MAP! Soy médico de familia. 
  • AP es el espacio asistencial donde trabajamos ESPECIALISTAS EN MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA
  • ¿Si no llamas puericultor al pediatra ni ATS a la enfermera xq llamas MAP al medico de familia?
  • Pero si hasta los residentes de urgencias ponen MAP (Lo que ellos serán con suerte en poco tiempo)...
  • MAP? Que es un MAP? El MAP de DORA THE EXPLORER?. Yo soy Médico de Familia, de cabecera. Tan especialista como los de hospital.
  • mira que no me molesta medico general y que incluso me encanta medico de cabecera, pero MAP es un término vacío
  • Es muy de Hospital. Deberíamos llamarlos MAH.

Esto es solo una muestra de que los Médicos de Familia reivindicamos nuestro nombre y nuestra especialidad, porque la consideramos única y especial, porque día a día tratamos y en ocasiones curamos a personas, las acompañamos en sus vidas, en sus momentos buenos y también en los malos y crecemos con ellos y envejecemos con ellos.

SOMOS MÉDICOS DE FAMILIA


jueves, 27 de noviembre de 2014

Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos


Desde la introducción de los antibióticos en la práctica clínica, en la década de los años 1940, éstos se han convertido en medicamentos indispensables para el tratamiento de la mayoría de los procesos infecciosos bacterianos, tanto en el hombre como en los animales. El desarrollo de resistencias a los antimicrobianos, especialmente la aparición y diseminación de bacterias multirresistentes y la escasez de tratamientos alternativos, son dos de los mayores problemas de salud pública y sanidad animal que es necesario afrontar en la actualidad. 
Existe un consenso generalizado en la necesidad de mejorar el uso de antibióticos que, sin embargo, no se ha traducido en la adopción de medidas generalizadas y con la necesaria coordinación que amplíen las posibilidades de éxito. 
El objetivo del plan es desarrollar una serie de líneas estratégicas y acciones necesarias para reducir el riesgo de selección y diseminación de RAM y, consecuentemente, reducir sus consecuencias sobre la salud de los animales y el hombre, preservando de manera sostenible el arsenal terapéutico existente.



El Plan contiene en total veinticuatro medidas y ochenta y cuatro acciones.

Para conocer más:
 Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos 
 

COTRIMOXAZOL: CUIDADO CON LO QUE LO MEZCLAS

Se ha publicado en BMJ un estudio observacional en el que se concluye que en pacientes mayores que reciben un IECA o un ARA2, añadir cotrimoxazol se asocia con un incremento del riesgo de muerte súbita.
Es un estudio de casos y controles anidados en una cohorte de Canadá, que incluye pacientes de 65 años o más, en tratamiento con un IECA o ARA2.
 
En el análisis primario, se evaluó el riesgo de muerte dentro de los siete días de una prescripción de los antibióticos estudiados. Cotrimoxazol se ha asociado con riesgo de muerte súbita en los primeros siete días, respecto a amoxicilina (OR aj = 1.38 IC95% 1.09-1.76). Ciprofloxacino mostró riesgo incrementado en este análisis (ORaj=1.29; IC95% 1.03-1.62), pero no en el secundario. Norfloxacino y nitrofurantoína no incrementaron el riesgo.
 
En el análisis secundario, que amplió la ventana de tratamiento a 14 días, cotrimoxazol se asoció con riesgo de muerte súbita respecto a amoxicilina (ORaj=1.54;  IC95% 1.29-1.84). No se encontró mayor riesgo con el resto de antibióticos.
 
Los autores concluyen que, si es posible, se deberían utilizar antibióticos alternativos en este tipo de paciente.  
Relacionado con esto la ficha técnica de cotrimoxazol advierte:
 
En pacientes con riesgo de hiperpotasemia e hiponatremia se recomienda una monitorización cuidadosa del potasio y sodio sérico.
 
Debe tenerse precaución en pacientes que reciben otra medicación que produzca hiperpotasemia.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LEUPRORELINA: CUIDADO AL PREPARARLO

La AEMPS ha hecho publica una Nota: ELIGARD® (LEUPRORELINA): FALTA DE EFICACIA CLÍNICA DEBIDA A ERRORES DURANTE EL PROCESO DE RECONSTITUCIÓN Y ADMINISTRACIÓN DEL MEDICAMENTO

Se han notificado al Sistema Español de Farmacovigilancia varios casos de falta de eficacia clínica asociada a errores durante el proceso de reconstitución y administración de Eligard a pacientes afectados por carcinomas prostáticos. En  todos los pacientes se produjo un incremento de los niveles séricos de testosterona por encima de los valores de castración médica (≤50 ng/dl) y/o de los niveles de PSA. Se han notificado casos similares en otros países.
Eligard se suministra en dos jeringas cuyo contenido debe ser mezclado hasta su completa homogeneización antes de ser administrado al paciente, siendo la reconstitución y preparación del producto un proceso complejo que consta de 15 pasos consecutivos.
Dada la posible trascendencia clínica de una reconstitución inadecuada, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recuerda y recomienda a los profesionales sanitarios lo siguiente en relación con el medicamento Eligard:
  • Para asegurar la eficacia clínica de Eligard es necesario seguir todos los pasos detallados en la ficha técnica y prospecto para su reconstitución. Se recomienda a los profesionales sanitarios estar familiarizados con este proceso de preparación.
  • La reconstitución del producto para su administración, solo puede llevarse a cabo si el medicamento ha alcanzado la temperatura ambiente. 
  • En caso de dudas respecto a una administración adecuada, se recomienda realizar una determinación de los niveles de testosterona del paciente.
  • Si se prevé que por alguna circunstancia no será posible reconstituir Eligard adecuadamente se utilizará alguna de las alternativas terapéuticas disponibles autorizadas en esta indicación.
Con el fin de simplificar el procedimiento de reconstitución de este medicamento, el laboratorio titular está realizando una serie de modificaciones en el producto, que se reflejarán en la ficha técnica y prospecto una vez sean autorizados.

IVABRADINA: RESTRICCIONES DE USO

En base a la evaluación de los resultados del estudio SIGNIFY y de estudios previos, para el tratamiento sintomático de pacientes con angina de pecho crónica estable, se recomienda:
  • Iniciar el tratamiento sólo si la frecuencia cardiaca en reposo del paciente es de al menos 70 lpm.
  • Respetar las dosis de inicio y mantenimiento ya reflejadas en la ficha técnica. La dosis de mantenimiento no debe superar los 7,5 mg dos veces al día.
  • Suspender el tratamiento si los síntomas de angina no mejoran pasados tres meses de tratamiento y en caso de aparición de fibrilación auricular.
  • Monitorizar la frecuencia cardiaca antes de iniciar el tratamiento y después de una modificación de la dosis.
  • No utilizar ivabradina en combinación con diltiazem o verapamilo en ningún caso.

Más información en AEMPS

domingo, 26 de octubre de 2014

ÁCIDO VALPROICO: NUEVAS RECOMENDACIONES DE USO EN NIÑAS Y MUJERES CON CAPACIDAD DE GESTACIÓN

Adicionalmente al riesgo ya conocido de malformaciones congénitas, estudios recientes indican que el uso de ácido valproico durante el embarazo puede asociarse a alteraciones en el desarrollo físico y en el neurodesarrollo de los niños expuestos intraútero.
Tras la revisión de los datos disponibles, la AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:
  • No administrar ácido valproico a niñas, mujeres con capacidad de gestación o embarazadas, a menos que otras terapias para el tratamiento de la epilepsia o los episodios maniacos asociados al trastorno bipolar no hayan sido tolerados o hayan resultado ineficaces.
  • Las mujeres con capacidad de gestación en tratamiento con ácido valproico deberán utilizar algún método anticonceptivo eficaz y se les explicarán los riesgos en caso de embarazo.
  • Si una mujer se quedase embarazada mientras está tomando ácido valproico, se realizará una valoración minuciosa de los beneficios y riesgos, de la continuación del tratamiento, considerándose otras alternativas terapéuticas.
  • Informar al pediatra y profesional de enfermería encargado de los controles de salud de los niños prenatalmente expuestos a ácido valproico acerca de esta exposición para que puedan vigilar posibles retrasos en la adquisición de los hitos del desarrollo y establecer precozmente las medidas más adecuadas a cada caso.

Mas información en AEMPS

martes, 30 de septiembre de 2014

AGOMELATINA Y TOXICIDAD HEPÁTICA

Tras la revisión de los datos disponibles de alteraciones hepáticas en el contexto del uso terapéutico de agomelatina, la AEMPS recomienda a los profesionales sanitarios:
  • No iniciar nuevos tratamientos con agomelatina en pacientes de 75 años de edad o mayores. En pacientes de estas edades que estén ya en tratamiento,  revisar en la próxima consulta la idoneidad de continuar el tratamiento.
  • En todos los pacientes, seguir estrictamente las recomendaciones sobre monitorización de la función hepática establecidas en la ficha técnica de Thymanax® y Valdoxan®.
  • No iniciar el tratamiento, o suspenderlo, en aquellos pacientes que presenten un valor de enzimas hepáticas  3 veces superior al límite superior de la normalidad.
  • Informar a los pacientes en tratamiento sobre los signos y síntomas de daño hepático, indicándoles que busquen asistencia médica en el caso de que estos se presenten.
Más información en AEMPS

martes, 29 de julio de 2014

DENOSUMAB: RIESGO DE OSTEONECROSIS MANDIBULAR E HIPOCALCEMIA

La osteonecrosis mandibular y la hipocalcemia son dos reacciones adversas conocidas para denosumab en sus distintas indicaciones.
Se recomienda a los profesionales sanitarios adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar la aparición de ostenocrosis mandibular y/o hipocalcemia como son:
  • Osteonecrosis mandibular: revisión y mantenimiento de la higiene bucal al inicio y durante el tratamiento, evitando durante el mismo procedimientos dentales invasivos en pacientes con factores de riesgo. No se debe iniciar el tratamiento con denosumab en pacientes con patologías odontológicas que requieran cirugía o que no se hayan recuperado aún de una cirugía maxilofacial previa.
  • Hipocalcemia: corregir la hipocalcemia preexistente si fuera el caso, utilizar los suplementos de calcio y vitamina D necesarios y seguir las recomendaciones sobre monitorización de la calcemia según los medicamentos (Prolia®/Xgeva®) indicación y el tipo de paciente.

Más información en AEMPS

lunes, 14 de julio de 2014

68 Fármacos Peligrosos

La Comisión de Farmacia de la Comarca Ezkerraldea- Enkarterri, al igual que hiciera hace un año con la publicación Drugs that should not be used, ha elaborado una hoja informativa con el título “Medicamentos peligrosos (by Prescrire)”
Se trata de un  resumen de la publicación Towards better patient care: drugs to avoid in 2014”
En ella los editores de la revista Prescrire identifican 68 fármacos que potencialmente producen más daño que beneficio en todas sus indicaciones autorizadas. El objetivo que persiguen con la publicación es ayudar a los profesionales sanitarios y a los pacientes a elegir tratamientos de alta calidad y evitar daños.

domingo, 8 de junio de 2014

RECOMENDACIONES USO FÁRMACOS EN OLA DE CALOR

La AEMPS ha publicado documento con recomendaciones sobre el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor:

Los puntos claves son:


1. Los principales grupos de población en situaciones de calor extremo son los ancianos, los lactantes y los niños, las personas con una afección crónica que requieran medicamentos y las personas dependientes. El aislamiento social
también aumenta su fragilidad
Los ancianos son particularmente vulnerables a causa del deterioro de la capacidad de sentir la sed, por un menor control de la homeostasis del metabolismo hidro-sódico y una disminución de su capacidad de termorregulación mediante la transpiración 
2. En caso de ola de calor algunos medicamentos pueden agravar el síndrome de agotamiento–deshidratación o de golpe de calor, principalmente como los siguientes:


  • Medicamentos que provocan alteraciones en la hidratación y / o trastornos electrolíticos.
  • Medicamentos que pueden afectar la función renal.
  • Medicamentos cuyo perfil farmacocinético puede ser afectado por la deshidratación.
  • Medicamentos que pueden alterar la termorregulación central o periférica.
  • Los medicamentos que pueden inducir una hipertermia y los medicamentos que indirectamente pueden exacerbar los efectos del calor también debe tenerse en cuenta en el análisis de los factores de riesgo en individuos susceptibles de una menor adaptación al calor (véase la siguiente tabla recapitulativa).

3. La adaptación de un tratamiento con medicamentos en curso debe considerarse caso a caso. En ningún caso está justificado considerar desde el principio, y sistemáticamente, una reducción o interrupción de los fármacos que pueden interactuar con la adaptación al calor del propio organismo.

4. Antes de tomar cualquier decisión terapéutica, es necesario evaluar completamente el estado de hidratación (evaluación clínica, evaluación de la ingesta de líquidos, medición del peso, de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial y del balance electrolítico completo con la creatininemia y la evaluación del aclaramiento de creatinina). En caso de persistencia de la ola de calor, debe ser revisado periódicamente el estado de hidratación.
5. Se recomienda a los profesionales sanitarios:

a. Revisar la lista de los medicamentos de prescripción médica o de automedicación, utilizados por el paciente, e identificar aquellos que pueden alterar la adaptación del organismo al calor (ver tabla recapitulativa). 
b. Reevaluar la necesidad de cada uno de los medicamentos y suprimir cualquier medicamento que parezca ser inadecuado o no indispensable; en particular prestar atención a los pacientes mayores en tratamiento con medicamentos neurotóxicos. 
c. Evitar la prescripción de medicamentos antinflamatorios no esteroideos (AINE), especialmente nefrotóxicos en caso de deshidratación. 
d. En caso de fiebre, evitar la prescripción de paracetamol debido a su ineficacia para tratar la insolación y por el posible empeoramiento de enfermedad hepática, a menudo presente. 
e. Cuando se prescriba un diurético, se debe verificar que la ingesta de líquidos y de sodio están adaptadas. 
f. Recomendar a los pacientes que no tomen ningún medicamento sin consejo médico, incluidos los medicamentos sin receta. 

miércoles, 23 de abril de 2014

NUEVA FICHA EVALUACIÓN CADIME: EXENATIDA SEMANAL

El Centro Andaluz de Documentación e Información de Medicamentos (CADIME) ha publicado Ficha de Evakluación de Exenatida semanal.

Exenatida semanal es una nueva forma de administración semanal, que es la principal diferencia respecto a exenatida de administración diaria antes disponible. Es un hipoglucemiante análogo GLP-1 -como liraglutida y lixisenatida- autorizado para adultos con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) en combinación con otros hipoglucemiantes, cuando estos no consiguen control glucémico adecuado. Su financiación es restringida, mediante visado, a pacientes con sobrepeso e índice de masa corporal IMC >30 Kg/m2.

- Los ensayos clínicos realizados no incluyeron criterios de morbi-mortalidad, siendo la variable de eficacia la reducción de hemoglobina glicosilada HbA1c (variable subrogada). 

- Su perfil de seguridad, comparte los riesgos potenciales de los análogos GLP-1: pancreatitis aguda y/o cáncer pancreático, desarrollo de anticuerpos, efectos cardiovasculares y carcinoma medular tiroideo.

- La supuesta mejora del cumplimiento de la pauta semanal no está respaldada por estudios, presentando inconvenientes como: requerir la constitución, mayor dificultad para controlar los efectos adversos en ciertos pacientes y el coste superior.

RECOMENDACIONES CLAVE:

- Según las evidencias disponibles, exenatida semanal no supone avance terapéutico respecto a otros antidiabéticos, incluidos los análogos GLP-1. Se desconoce su eficacia en términos de morbimortalidad y su seguridad a largo plazo, debiendo considerarse que el tratamiento de la DM2 es prolongado.

BOLETIN INFAC: DOSIFICACIÓN DE MEDICAMENTOS EN LA ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA

Se ha publicado Boletin INFAC cuyo objetivo es presentar algunos aspectos a tener en cuenta en la prescripción, dosificación y utilización de medicamentos comúnmente prescritos en atención primaria y que requieren un ajuste de su dosificación en la ERC, o bien que pueden alterar la función renal o ser nefrotóxicos. No se aborda la población pediátrica ni la diálisis renal.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA LA PRESCRIPCIÓN EN PACIENTES CON ERC
• Medir la función renal antes y poco después de prescribir medicamentos nefrotóxicos o que requieran ajuste de dosis.
• Es prudente asumir al menos un leve deterioro de la función renal a la hora de prescribir a personas de edad avanzada.
• Tener en cuenta, además de la edad avanzada, otros factores de riesgo, como la diabetes, insuficiencia cardiaca, estenosis de la arterial renal, la deshidratación e hipovolemia, así como la importancia de mantener una adecuada ingesta de líquidos.
• Evitar la hiperpotasemia asociada a fármacos. Se debe tener especial precaución con la asociación de un diurético ahorrador de potasio con otro fármaco que retenga potasio (IECA, ARA II, inhibidores directos de renina, AINE). En estos casos la monitorización frecuente del potasio sérico es obligada.
• Dar los fármacos estrictamente necesarios, a las dosis e intervalos adecuados, durante el tiempo necesario. Normalmente el ajuste de la dosis es necesario cuando el FG está por debajo de 60 ml/min/1,73 m2. Los ajustes se pueden realizar reduciendo la dosis de mantenimiento y/o aumentando el intervalo de dosificación.
• Si se requiere un inicio rápido del efecto del medicamento (antibióticos, antifúngicos, antivirales) utilizar la dosis inicial o dosis de carga habitual para lograr un nivel adecuado. Las dosis de mantenimiento se ajustan en función del fármaco y del estadio de ERC.
• Es preferible no utilizar presentaciones de dosis altas con determinados medicamentos (paracetamol 1 g) o en formas de liberación prolongada que pueden acumularse con más facilidad (ej: tramadol retard, claritromicina unidia).
• Es importante valorar si las dosis se ajustan a la función renal actual del paciente en la revisión de tratamientos.

CUIDADO CON IECAS + ARA II

La AEMPS ha publicado Nota Informativa sobre el USO COMBINADO DE MEDICAMENTOS QUE ACTÚAN SOBRE EL SISTEMA RENINA-ANGIOTENSINA (IECA/ARA II): RESTRICCIONES DE USO (Recomendaciones del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo-PRAC)

En ella comunica que :
Tras la evaluación del balance beneficio-riesgo del uso combinado de medicamentos que actúan sobre el sistema renina-angiotensina (SRA), el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) ha concluido lo siguiente:
  • No se recomienda el uso de la terapia combinada de IECA con ARA II, en particular en pacientes con nefropatía diabética. En los casos en los que se considerase imprescindible, debe llevarse a cabo bajo la supervisión de un especialista, con una estrecha monitorización de la función renal, balance hidroelectrolítico y tensión arterial.
  • La combinación de aliskiren con IECA o ARA II en pacientes con alteración de la función renal o diabetes esta contraindicada.
  • Candesartan y valsartan se mantienen autorizados para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca en combinación con un IECA únicamente en aquellos pacientes que no pueden utilizar antagonistas de los mineralcorticoides.

martes, 1 de abril de 2014

Nuevo Algoritmo Terapéutico de la RedGDPS para DM tipo 2

Se ha presentado recientemente el Algoritmo Terapéutico de la RedGDPS, para tratamiento de la DM tipo 2.


El objetivo del Algoritmo es el de ayudar a los clínicos en la toma de decisiones para el manejo individualizado de la diabetes tipo 2. Contempla las situaciones clínicas, en pacientes adultos con diabetes mellitus tipo 2 (excluyendo embarazadas), que se han considerado más relevantes y frecuentes en nuestra práctica habitual.





Destaca que la Metformina sigue siendo la primera elección en la mayoría de las ocasiones.

martes, 18 de marzo de 2014

REVISIÓN COCHRANE: VACUNAS DE LA GRIPE EN ADULTOS SANOS

Se ha publicado Revisión Cochrane sobre: Vaccines for preventing influenza in healthy adults.

El objetivo de la revisión es identificar, extraer y evaluar todos los estudios que evalúan los efectos (eficacia, efectividad y efectos secundarios) de las vacunas contra la gripe en adultos sanos, incluyendo mujeres embarazadas.

Se incluyen 90 informes que contenían 116 conjuntos de datos; entre estos 69 eran ensayos clínicos sobre de 70.000 personas, 27 eran estudios de cohortes (cerca de ocho millones de personas de) y 20 eran estudios casos y controles (25.000 personas). Se incluyeron 23 informes de la eficacia y de la seguridad de la administración de la vacuna en mujeres embarazadas (cerca de 1,6 millones de pares de madre-niño).

Los autores concluyen que:

Las vacunas de la gripe tienen un efecto muy modesto en la reducción de los síntomas y de los días laborables perdidos en la población en general, incluyendo mujeres embarazadas. 
No se encontró ninguna evidencia de la asociación entre la vacunación de la gripe y los acontecimientos adversos serios en los estudios comparativos considerados en la revisión.

martes, 11 de marzo de 2014

DOMPERIDONA Y RIESGO CARDIACO

La AEMPS ha publicado Nota Informativa informando que el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) acaba de finalizar la revaluación del balance beneficio-riesgo de los medicamentos que contienen domperidona, motivada por las reacciones adversas a nivel cardiaco.

La domperidona es un antagonista dopaminérgico actualmente autorizado para el alivio de los síntomas de náuseas y vómitos (tanto en adultos como en niños) así como para el tratamiento de la sensación de plenitud epigástrica, malestar abdominal alto y regurgitación del contenido gástrico (indicación reservada exclusivamente a población adulta).


Como resultado de dicha evaluación, el PRAC ha concluido  lo siguiente:
  • El riesgo conocido de aparición de trastornos del ritmo cardiaco aumenta en pacientes mayores de 60 años, en aquellos a los que se les administran altas dosis del medicamento y en los que toman simultáneamente otros medicamentos susceptibles de prolongar el intervalo QT.
  • Estas reacciones cardiacas graves pueden minimizarse si domperidona se administra a dosis bajas, se limita la duración de los tratamientos y se evita su utilización en pacientes de alto riesgo para el desarrollo de patologías cardiacas y en aquellos que tomen al mismo tiempo medicamentos susceptibles de prolongar el intervalo QT o que sean inhibidores potentes del CYP3A4.
  • Las formulaciones para administración por vía rectal no permiten ajustar las dosis de domperidona en función del peso corporal del paciente, por lo que existe el riesgo de exponer a la población pediátrica a dosis superiores a las recomendadas.
  • Los datos disponibles avalan una relación beneficio-riesgo favorable únicamente  para el alivio de los síntomas de náuseas y vómitos, y siempre que se respeten las condiciones de uso anteriormente indicadas.
  • Los datos de eficacia de domperidona en población pediátrica, así como los referentes a la farmacocinética de la administración rectal son limitados, por lo que se exigirán estudios adicionales sobre estos aspectos.
Por ello, el PRAC ha recomendado restringir las indicaciones autorizadas para domperidona,  reducir la dosis y duración de tratamiento recomendados e introducir nuevas contraindicaciones de uso. Adicionalmente ha recomendado suspender la autorización de comercialización de las presentaciones rectales para administración pediátrica y las de administración oral superiores a 10 mg/dosis. 
Mientras tanto, y como medida de precaución, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recomienda lo siguiente:
  • Utilizar domperidona únicamente para el tratamiento sintomático de náuseas y vómitos, durante el menor tiempo posible y sin sobrepasar una dosis de 10 mg tres veces al día por vía oral para adultos y adolescentes de 35 Kg de peso o más. Para estos mismos pacientes se pueden utilizar supositorios de 30 mg/dosis, dos veces al día. 
  • En niños y adolescentes de menos de 35 Kg de peso se debe administrar por via oral a dosis de 0,25 mg/Kg de peso corporal, hasta tres veces al día.
  • No utilizar supositorios en niños.
  • No utilizar domperidona si el paciente:
    • Está recibiendo otros medicamentos que puedan prolongar el intervalo QT del electrocardiograma o que sean inhibidores potentes del citocromo CYP3A4.
    • Presenta alteraciones de la conducción o el ritmo cardíaco, o condiciones subyacentes de riesgo para la aparición de estas patologías.
    • Presenta insuficiencia hepática moderada o severa.

sábado, 8 de marzo de 2014

DIACEREÍNA: RESTRICCIONES DE USO

La AEMPS ha publicado una Nota Informativa con las Recomendaciones del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo-PRAC

Estas recomendaciones concluyen:


Tras la reexaminación de la información de seguridad y eficacia de diacereína y analizar nuevas propuestas de minimización de riesgos, el PRAC ha recomendado restricciones de uso de diacereína, concretamente:
  • No se recomienda su uso a partir de los 65 años de edad.
  • No debe utilizarse en pacientes con enfermedad hepática.
  • El tratamiento debe iniciarse con 50 mg/día durante las primeras 2-4 semanas de tratamiento, incrementándose posteriormente a 100 mg/día.
  • El tratamiento debe suspenderse en el momento en que el paciente presente diarrea.
  • Se debe vigilar la aparición de signos y síntomas de alteración hepática.
  • Solo debe usarse en el tratamiento sintomático de la artrosis de rodilla y de cadera.

domingo, 2 de marzo de 2014

RECOMENDACIONES NO HACER


Desde hace unos años la Seguridad del Paciente está haciendo que nos planteemos no sólo lo que tenemos que hacer para el bien del paciente, sino también lo que NO TENEMOS QUE HACER, para evitar actuaciones que pueden provocar efectos indeseables o actuaciones innecesarias.

La semFYC ha publicado el Documento "Recomendaciones NO HACER", donde se recogen 15 actuaciones a NO HACER en las consultas de Atención Primaria y Urgencias.
El objetivo de este documento es disminuir las intervenciones innecesarias, entendiendo como tal aquellas que no han demostrado eficacia, tienen escasa o dudosa efectividad, o no son coste-efectivas. 

Puede que no sean todas las que están o que no estén todas las que son, pero es un inicio.

1. No prescribir antibióticos en la sinusitis no grave, salvo que exista rinorrea purulenta y dolor maxilar, facial o dental durante más de 7 días, o cuando los síntomas hayan empeorado después de una mejoría clínica inicial.

2. No realizar de forma sistemática la determinación de antígeno prostático específico en individuos asintomáticos sin antecedentes familiares de primer grado de cáncer de próstata.

3. No solicitar densitometría (densidad mineral ósea) de forma sistemática en mujeres posmenopáusicas para valorar el riesgo de fractura osteoporótica sin realizar antes una valoración de factores de riesgo que lo justifique (con el FRAX o QFracture, por ejemplo).

4. No prescribir benzodiacepinas a largo plazo en el paciente que consulta por insomnio.

5. No realizar pruebas de imagen como prueba diagnóstica en los pacientes con baja probabilidad pretest de tromboembolismo venoso o embolismo pulmonar.

6. No recomendar de forma rutinaria tratamiento farmacológico de la hipercolesterolemia para prevención primaria de eventos cardiovasculares en personas mayores de 75 años.

7. No prescribir antibióticos en la faringitis, salvo que el resultado del Strep A sea positivo.

8. No prescribir antinflamatorios no esteroideos a pacientes con enfermedad cardiovascular, enfermedad renal crónica, insuficiencia cardíaca o cirrosis.

9. No prescribir omeprazol como protector gástrico al indicar tratamiento con antinflamatorios no esteroideos, en pacientes sin riesgo incrementado de sangrado.

10. No prescribir antibióticos en las infecciones del tracto respiratorio inferior en pacientes sin enfermedad pulmonar obstructiva crónica y en los que se descarta clínicamente que tengan neumonía.

11. No prescribir antibióticos en las bacteriurias asintomáticas en mujeres premenopáusicas no embarazadas, diabéticos y ancianos.

12. No solicitar estudios radiológicos en lumbalgia inespecífica sin signos de alarma*antes de 6 semanas.

13. No mantener la doble antiagregación plaquetaria (aspirina + clopidogrel u otro inhibidor del receptor P2Y12) más allá de 12 meses tras el síndrome coronario agudo y/o angioplastia con implantación de stent.

14. No usar tiras reactivas y glucómetros en pacientes diabéticos tipo 2 en tratamiento con fármacos orales no hipoglucemiantes, salvo en situaciones de control glucémico inestable.

15. No utilizar la terapia hormonal (estrógenos o estrógenos con progestágenos) con el objetivo de prevenir la enfermedad vascular en mujeres posmenopáusicas.


jueves, 13 de febrero de 2014

NUEVA GUÍA NICE OSTEOARTRITIS NO RECOMIENDA SYSADOA

La NICE ha publicado nueva Guía de Práctica clínica en OSTEOARTRITIS donde hace actualización de abordaje diagnóstico y terapéutico de la Osteoartritis.

De entre las recomendaciones más importantes se encuentra la que hace sobre los SYSADOA:

"Por lo tanto, a la luz de la evidencia limitada e incierta en general sobre la eficacia de todas las preparaciones de glucosamina y condroitina, el GDG decidió no recomendar su uso en el NHS."

ATENTOS A SAXAGLIPTINA

La FDA ha emitido una notificación de riesgo sobre saxagliptina, a consecuencia de los resultados del estudio SAVOR-TIMI 53, publicado en la revista New England Journal of Medicine (NEJM).

El SAVOR–TIMI 53 es un ensayo clínico  que incluye a 16.492 pacientes diabéticos tipo 2 con riesgo o historia de eventos cardiovasculares. A estos pacientes los aleatorizaron a recibir saxagliptina o placebo y los siguieron durante 2,1 años de media. Estratificaron los grupos según el estado de la enfermedad cardiovascular y la función renal. El resultado primario del estudio era una variable compuesta de muerte cardiovascular, infarto de miocardio o ictus isquémico, para la cual no encontraron diferencias significativas entre ambos grupos (7,3% vs. 7,2%, Hazard Ratio=1.00 (IC 95% [0.89 – 1.12]; P=0.99).

Saxagliptina se asoció con un 27% de incremento de riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca.

martes, 11 de febrero de 2014

Ficha de Evaluación de Lixisenatida



- Lixisenatida es el tercer hipoglucemiante análogo GLP-1 -como exenatida y liraglutida- autorizado para la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) en combinación con hipoglucemiantes y/o insulina, cuando estos, junto a dieta y ejercicio, no consiguen control glucémico adecuado. Su uso es restringido, mediante visado, a pacientes con sobrepeso e índice de masa corporal IMC >30 Kg/m2.
- No existen estudios comparativos de lixisenatida frente a los fármacos de elección en DM2 (metformina +/- sulfonilurea +/- insulina). Los ensayos realizados no evalúan resultados de morbi-mortalidad, siendo la variable de eficacia la reducción de hemoglobina glicosilada HbA1c (variable subrogada).
- En el único ensayo frente a comparador activo, lixisenatida no demostró claramente ser no-inferior a exentada en la reducción de HbA1c, mientras que redujo el peso menos que exenatida.
- Su perfil de seguridad es similar al de los otros análogos GLP-1, compartiendo los mismos riesgos potenciales: pancreatitis aguda y/o cáncer pancreático, desarrollo de anticuerpos, efectos cardiovasculares y carcinoma medular tiroideo.


RECOMENDACIONES CLAVE:
- Según las evidencias disponibles, lixisenatida no supone avance terapéutico respecto a los antidiabéticos, ni análogos GLP-1, en eficacia, seguridad, pauta o coste. Por el contrario, existe una importante incertidumbre sobre su eficacia en morbimortalidad y seguridad a largo plazo, considerando que el tratamiento de la DM2 es prolongado.

La semFYC propone regular los cigarrillos electrónicos igual que el tabaco

Tras el anuncio del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de prohibir los cigarrillos electrónicos en centros educativos y sanitarios, en el trasporte público y en las dependencias de las administraciones, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), a través de su Grupo de Trabajo de Abordaje al Tabaquismo (GAT), ha elaborado un documento de posicionamiento en el que propone su regulación como un producto de tabaco más. Se cree que el Ministerio debería ampliar lo antes posible su prohibición a todos los lugares públicos cerrados, ya que representan un riesgo para la salud pública y pueden ser una puerta de entrada al consumo entre los más jóvenes.

En el último informe realizado el pasado mes de julio por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se indica que no hay evidencia científica consistente para apoyar su uso terapéutico. Por otra parte, la OMS ha prohibido expresamente a los fabricantes que anuncien este producto como una forma de tratamiento del tabaquismo. La Food and Drug Administration (FDA) no considera estos dispositivos como válidos para ayudar a dejar de fumar. Un estudio reciente de la agencia americana manifiesta algunas preocupaciones por presencia de toxinas, emitidas en concentraciones bajas, durante el proceso de vaporización de ciertos cartuchos.

Los cigarrillos electrónicos no son seguros
Hasta la fecha, la mayoría de los estudios realizados sobre estos productos tiene escasa calidad científica, llevándose a cabo con poco rigor y con un número pequeño de muestras. Sin embargo, se pueden extraer algunas conclusiones:
No se sabe si los cigarrillos electrónicos son más seguros que los clásicos, por lo que actualmente no se puede incentivar su utilización.
Se deben evaluar los efectos de las diferentes sustancias que llevan, y la inhalación de éstas varias veces al día durante meses o años. A corto plazo hay un estudio que ha mostrado efectos fisiológicos adversos sobre la función pulmonar en voluntarios sanos, sin que sea posible establecer claramente su relevancia clínica, y sin valorar los efectos a largo plazo de la exposición continuada.
Los riesgos para la salud del vapor emitido se desconocen, aunque todo apunta a que contienen productos tóxicos para la salud.
Los cigarrillos electrónicos representan un riesgo para la salud pública, ya que pueden significar:
o Una puerta de entrada al consumo de tabaco entre los jóvenes.
o Volver a normalizar el tabaquismo.
o Convertir a los exfumadores en consumidores de cigarrillos electrónicos, evitando la abstinencia completa y exponiendo su salud a un nuevo y desconocido tóxico.

martes, 4 de febrero de 2014

Aspirina en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular y el cáncer

Se ha publicado en la revista Evidencias en Gestión Clínica y Gestión de Servicios de Salud. Nº7 Enero 2014, un análisis del estudio:  Aspirina en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular y el cáncer: una revisión sistemática de las evidencias de revisiones de ensayos clínicos aleatorizados. 

Las conclusiones del estudio son:

Los resultados indican pequeños efectos absolutos de la aspirina en relación a la carga de estas enfermedades. Cuando la aspirina se utiliza para la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares los daños absolutos exceden a los beneficios. Para valorar el posible beneficio en el cáncer se requiere más información y estudios.

jueves, 30 de enero de 2014

RECOMENDACIONES semFYC PARA PROFESIONALES SOBRE USO DE ANTIBIÓTICOS

Estamos en una época del año en la que las infecciones víricas y bacterianas coexisten de forma importante. El abuso de antibióticos en cuadros que no los precisan están dando lugar a aumento de resistencias de los gérmenes ante los antibióticos, por lo que es importante hacer un uso adecuado de los mismos.
Es por ello que el Grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) elaboró un decálogo de consejos para la para profesionales sanitarios/as:

1. Si disminuyes el uso de antibióticos innecesarios reduces las tasas de resistencia en la comunidad. Las tasas de resistencia a la comunidad las reducimos con la buena y prudente prescripción de antimicrobianos.
2. No todas las infecciones necesitan tratamiento antibiótico. Incluso muchos procesos de etiología bacteriana tienen un curso autolimitado y el efecto de los antibióticos es muy limitado en cuanto a la mejoría de los síntomas y la
evitación de complicaciones graves.
3. Explica detalladamente la pauta y duración de los antibióticos a los pacientes. La resistencia a antibióticos es más probable que ocurra en los casos de mal cumplimiento por el paciente, con la administración de forma intermitente y/o a dosis infraterapéuticas
4. Si tienes que utilizar antibióticos utiliza aquél que se ajuste mejor a la posible etiología, probabilidad de resistencia y localización de la infección, evitando los antibióticos de amplio espectro.
5. Siempre que estén disponibles, utiliza las técnicas rápidas de diagnóstico microbiológico en aquellos procesos en los que las pruebas tengan la suficiente fiabilidad y validez para establecer un diagnóstico etiológico (strepA para amigdalitis y PCT para bronquitis-neumonía). De esta forma lograrás disminuir la incertidumbre diagnóstica y un uso más racional de los antibióticos.
6. Utiliza tus habilidades comunicativas con los pacientes. No presupongas que los pacientes siempre quieren que les prescribas un antibiótico. No te sientas presionado por ello, comparte con los pacientes la incertidumbre sobre tu decisión de prescribir o no un antibiótico y si tienes dudas sobre le evolución de la infección, recomienda la prescripción diferida del antibiótico.

7. No utilices los antibióticos de forma preventiva en los casos en los que no esté plenamente establecida esta indicación.
8. No presupongas que los pacientes están informados sobre el uso adecuado de los antibióticos. Si no prescribes un antibiótico al paciente, infórmale sobre su enfermedad y los riesgos de utilizar los antibióticos cuando no estén indicados, si puedes, entrégale documentación escrita.
9. Si no estás de acuerdo con la indicación, no prescribas un tratamiento con antibióticos indicado por otro/a médico/a o profesional sanitario/a o dispensado en una oficina de farmacia sin receta.
10. Retira el antibiótico pautado por otro/a profesional o autoadministrado, si consideras que no se necesita. Raramente aparecen resistencias de alto grado o persistentes cuando la exposición de la flora de las mucosas al antibiótico no sobrepasa un periodo corto de uso (inferior 3-4 días) y siempre será menor que mantenerlo durante periodos de tiempo prolongados.