sábado, 7 de enero de 2012

TRISTEZA, DECEPCIÓN Y DESÁNIMO

El titulo de este post, que supone el primero después de un tiempo sin escribir opiniones en el, resume los sentimientos que me han embargado ante la la noticia sobre la carta remitida por un político de las Islas Baleares poniendo en tela de juicio el excelente trabajo profesional e independiente de unos compañeros, que lo único que buscaban es mejorar en la atención a los pacientes basándose en criterios de Uso Racional del Medicamento.
Los Médicos de Familia de este país estamos acostumbrados a esta situación en nuestra tormentosa relación con algunos compañeros hospitalarios, pero es muy difícil asumir que quien debe velar por una sanidad justa, en la que además de hacer bien las cosas, procuremos no hacer daño, sea el que nos pone a los pies de los caballos, sin esgrimir argumentos científicos.
Quisiera desde este humilde blog dar mi apoyo a los compañeros de "El comprimido" y por extensión a todos los Médicos de Familia baleares que han demostrado, con su trabajo, su valía y animarlos a continuar en esta línea a pesar de impresentables que pongan en solfa su trabajo, sin ser conscientes del daño que hacen.

Un abrazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada