domingo, 22 de septiembre de 2013

LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE

Absortos en el día a día de una consulta con las agendas llenas, cuando entra un paciente, abrimos mecánicamente su historia y nos disponemos a escribir diligentemente el motivo de consulta, la anamnesis, la exploración, el juicio clínico y el Plan de actuación.

Sin embargo, hay días en los que te das cuenta que, en ocasiones, hay que dejar de lado la historia y el ordenador y centrar toda tu atención en escuchar al paciente, en mirarlo, en guardar un silencio empático, una posición cercana, mientras te cuenta la causa de su estado de ánimo, de su cefalea, de su diarrea...

Hay días que los pacientes, sin decir nada, te hacen sentir que ellos son : LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada