martes, 1 de octubre de 2013

La viga en nuestro ojo

Cuantas veces, y yo el primero, y alguna ocasión en este Blog, nos hemos quejado de las dificultades que encontramos la Atención Primaria y la Medicina de Familia para poder resolver los problemas de salud de nuestros pacientes, encontrando generalmente fuera de la Atención Primaria el origen de todos nuestros males.

Esta es la paja en el ojo ajeno. Pero nos cuesta mirarnos a nosotros y ver la viga en nuestro ojo. Nos cuesta mirarnos y asumir que no siempre hacemos las cosas de forma correcta, que en ocasiones somos nosotros los que generamos las dificultades y que debemos mejorar mucho para poder exigir que los demás mejoren.

El día que consigamos ser críticos con nosotros mismos y corregir nuestros muchos defectos, pasando a ser considerados por la población, por las instituciones y por nuestros compañeros como los verdaderos referentes de salud, será el día en el que la Atención Primaria podrá levantarse y reclamar el lugar que merece: ser la piedra angular del Sistema  Sanitario de Salud.

Mientras tanto nos limitáremos a quejarnos de lo mal que lo hacen otros y a ser acusados de no querer  liderar el cambio necesario en nuestra sanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada