domingo, 1 de febrero de 2015

CUIDADO CON LOS VENDEDORES DE HUMO

Esta mañana leo en prensa el calvario que están pasando un importante número de pacientes que siguieron las indicaciones de un personaje, suspendido ya de la práctica médica. que les convencía de que ponerse una banda en el estomago era la solución a su obesidad: "Vivir con un nudo en el estomago".

Ese es el peligro de creer en VENDEDORES DE HUMO, que prometen curas milagrosas, generalmente tras pago de un buen puñado de euros. Vendedores de humo que prometen quitar la artrosis con un pinchazo, vendedores de humo que prometen curas por la imponente memoria del agua, vendedores de humo que prometen tener un tipo de portada de revista con una dieta milagrosa en la que o no comes de nada o solo comes un alimento...


¡CUIDADO CON LOS VENDEDORES DE HUMO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada