martes, 6 de agosto de 2013

SUPLEMENTOS DE CALCIO: SI NO FALTA, NO HAY QUE DAR

Se ha publicado nuevo número de INFAC en el que se revisan las evidencias de los beneficios de los suplementos de calcio en la prevención de fracturas, de sus posibles riesgos cardiovasculares y reconsiderar su papel en la osteoporosis. 

Conclusiones:

• Los datos de ensayos clínicos sugieren que los suplementos de calcio no son una estrategia preventiva adecuada para reducir el riesgo de fractura de cadera.
• Los ancianos frágiles, especialmente mujeres institucionalizadas, son las que pueden beneficiarse de la utilización de suplementos de calcio y vitamina D.
• La evidencia disponible de ensayos clínicos y de estudios de cohortes que relaciona el uso de suplementos de calcio solo o en asociación con vitamina D con un aumento de eventos cardiovasculares es controvertida. Los datos procedentes de los mismos estudios analizados por distintos autores muestran resultados contradictorios.
• Datos de recientes estudios observacionales apuntan a un posible aumento del riesgo cardiovascular cuando se toman dosis altas de suplementos de calcio.
• Los suplementos de calcio pueden aumentar ligeramente la incidencia de cálculos renales.
• Es importante indagar el consumo dietético de calcio de los pacientes y reforzar el consumo de alimentos ricos en dicho mineral. No es necesario suplementar a quien no tiene deficiencia.
• En el caso de indicar suplementos de calcio, es preferible administrarlos después de las comidas y en caso de requerir dosis altas, administrarlas en dosis fraccionadas.
• Si se usan fármacos para la osteoporosis establecida, se debe asegurar un aporte dietético adecuado de calcio y vitamina D y, en caso contrario, utilizar suplementos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada