miércoles, 14 de octubre de 2015

¿Seguimos intentando no hacer daño a nuestros pacientes, "para prevenir"?

Se supone que todos los médicos en general e incluso la totalidad de los profesionales de la salud nos regimos por los principios éticos de la medicina (autonomía, justicia, beneficencia y no maleficencia), aunque cuando vemos ciertas actuaciones nos preguntemos si de verdad intentamos no hacer daño a nuestros pacientes o eso lo olvidamos cuando recetamos, solicitamos pruebas diagnósticas o recomendamos tratamientos agresivos.

Algunos ejemplos, aunque no estén todos los que son:


  • Paciente  de 50 años sin factores de riesgo a la que se le solicita densitometría ósea "para prevenir".
  • Paciente de 35 años de edad con esguince grado I de tobillo al que se le prescribe, a pesar de que no se le recomienda reposo absoluto Heparina de Bajo Peso Molecular "para prevenir".
  • Paciente con diverticulosis a la que se recomienda tratamiento con antibiótico durante meses "para prevenir".
  • Paciente con colesterol de 230, en prevención primaria y con riesgo cardiovascular bajo al que se recomienda estatinas "para prevenir".
  • ...

¿Pensamos en el paciente "para prevenir" efectos adversos, o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada