lunes, 25 de abril de 2011

HERRAMIENTAS PARA EVALUACIÓN DE POLIFARMACIA

En los últimos meses han aparecido en varios medios de comunicación diferentes versiones de esta noticia: el 35% de los pacientes que acuden a urgencias lo hace por reacciones adversas provocadas por la medicación que está tomando.

Hay diferentes estudios que demuestran la importancia de la polifarmacia, fundamentalmente en población anciana, precisamente una de las que presenta más riesgo de yatrogenia. Según algunos de estos estudios cuando se toman 7 fármacos la posibilidad de interacción farmacológica es del 82%, llegando casi al 100% si se utilizan 10 medicamentos.

Si analizáramos todos los factores responsables de la polifarmacia, probablemente daría lugar a un listado de dificil fin. Resumiendo podríamos destacar los siguientes :

- Utilización de fármacos sin indicación clara o contraindicados.
- Escasa utilización de fármacos con clara indicación en pacientes ancianos.
- Polifarmacia en cascada: tratamiento de un evento adverso o de una yatrogenia con otro fármaco.
- Prescripción por múltiples médicos.
- Falta de coordinación terapeútica (inexistencia de un profesional que coordine la medicación del paciente).

Seguro que hay muchos más.

Lo que si está claro es que es necesario extremar las precauciones con los pacientes ancianos y utilizar herramientas validadas para la ayuda en la toma de decisiones en el uso de fármacos en pacientes ancianos polimedicados.

En la página del CedimCat podemos encontrar un número uy interesante de herramientas para valorar la calidad de la prescripción en pacientes ancianos y en polimedicados, incluyendo los Criterios de Beers (Incluyen dos listados de medicación potencialmente inapropiada: Fármacos que deberían ser evitados en las personas mayores de 65 años debido a su ineficacia, o por presentar unos riesgos innecesarios con alternativas más seguras y Fármacos que no se deberían utilizar en personas mayores con determinadas patologías) y los Criterios Stopp (69 criterios de medicación inapropiada, organizados por sistemas: cardiovascular, respiratorio,…)) y los Criterios Start (relación de 22 tratamientos que serían recomendables
Para finalizar os dejo algunas Estrategias para mejorar la prescripción en ancianos, recogidas de INFAC, publicación de Osakidetza:

• Realización de una prescripción razonada.
• Consideración de tratamientos no farmacológicos.
• Revisión periódica de la medicación.
• Interrupción de  terapia innecesaria.
• Consideración como posible RAM cualquier nuevo síntoma (caídas, confusión, incontinencia urinaria, cambios de comportamiento,depresión…).
• Sustitución de algunos fármacos por alternativas más seguras.
• Uso de dosis recomendadas en ancianos.
• Monitorización de fármacos problemáticos.
• Promoción de la adherencia al tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada