viernes, 15 de febrero de 2013

REVISIÓN CONDROPROTECTORES EN ARTROSIS

Se ha publicado en AMF Joven revisión sobre CONDROPROTECTORES en ARTROSIS.
Según esta revisión:

- El ácido hialurónico en la artrosis se asocia a un beneficio limitado con escasa relevancia clínica y efectos adversos graves4,6. Con esta información es razonable no recomendar su uso.
Respecto al sulfato de glucosamina y al condroitín sulfato se puede concluir que no se recomienda la utilización de estos fármacos en la artrosis por: a) ineficacia para reducir el dolor en pacientes con artrosis de cadera y de rodilla; b) ineficacia para evitar la disminución del espacio articular en la artrosis de cadera y de rodilla; c) desconocimiento de su eficacia y toxicidad a largo plazo, y d) desconocimiento de la repercusión que el retraso en la alteración estructural en la rodilla puede tener en la modificación del curso de la enfermedad y en la necesidad de artroplastias.
Respecto a la diacereína se puede concluir que no parece recomendable su utilización en el tratamiento de la artrosis debido a: a) su eficacia es similar a la de las medidas funcionales en la reducción del dolor en pacientes con artrosis de cadera y de rodilla; b) se desconoce su eficacia a largo plazo; c) su eficacia es similar a la de los AINE, y d) los efectos adversos son más frecuentes que con los AINE.


Los autores por tanto concluyen:

"Dado que no se ha demostrado que los SySADOA sean eficaces en el tratamiento de la artrosis, es importante insistir en aquello que probablemente suponga una verdadera condroprotección, es decir: normalizar el peso (grado de recomendación B), realizar ejercicios aeróbicos (grado de recomendación B), no sobrecargar las rodillas ni las caderas con grandes caminatas (grado de recomendación B), utilizar plantillas (grado de recomendación B), masajes con hielo (grado de recomendación B), y llevar bastón en la mano opuesta a la rodilla o cadera dolorosa (grado de recomendación C)3. Estos resultados apoyan la guía NICE23, que no recomienda ni el sulfato de glucosamina ni el condroitín sulfato en el tratamiento de la artrosis. Dado que no existe suficiente evidencia que respalde el uso de los SYSADOA en el tratamiento de la artrosis, debería plantearse la desfinanciación pública de estos fármacos e informar a los profesionales y  a los pacientes de su ineficacia". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada