martes, 22 de septiembre de 2015

EN LA CONSULTA: MIREMOS A LOS OJOS DE LOS PACIENTES


Dicen que los ojos son el espejo del alma, y algo de cierto debe ser.

Este verano, en la consulta hemos tenido casos complicados, no tanto por el contenido científico-técnico (ese, como en la mili el valor, se nos presupone) sino por el contenido emocional.

Uno de estos casos lo hemos presentado a un congreso como "caso clínico" y para la presentación mi residente ha hecho una grabación con el paciente preguntándole como se había sentido cuando se le comunicó que tenía una grave enfermedad.

La frase que más me ha impactado cuando le está contando cómo vivió el paciente que le diagnosticaran un cáncer fue: "en ese momento dejaste de mirarme a los ojos".

El paciente notó que el dejar de mirarle a los ojos conllevaba una mala noticia, algo grave e importante.

Mirar a los ojos. No olvidemos que el paciente quiere que lo miremos a los ojos y le digamos la verdad, porque los ojos no mienten; son el espejo del alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada