sábado, 12 de septiembre de 2015

Y aún me preguntas ¿Por qué soy Medico de Familia?


Viernes.
8:20 de la mañana.
Llego a la consulta y en la sala de espera hay una paciente joven, que está viviendo un año complicado tras el diagnóstico de una enfermedad importante. Le hago una pequeña broma mientras entro en la consulta ya que la expresión de su cara manifestaba miedo, dolor, angustia...
Enciendo el ordenador y veo que viene sin cita, pero como la he visto asustada abro y la puerta y digo su nombre (en ese momento había otros pacientes en la sala de espera y ella se había alejado de la puerta de mi consulta, como para no molestar).
Pasa, se sienta y me cuenta lo que le pasa, lo que le preocupa, que tiene mas que ver con sus emociones que con su condición física, pero que la hacen sentirse mal fisicamente.
Terminamos la consulta y cuando se va se despide con un beso y un abrazo.

Y aún me preguntas ¿Por qué soy Medico de Familia?



5 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena, usas tecnología n.n . Esta no caduca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Nuestra tecnología a veces es poco mediática pero es la más potente que se podrá descubrir nunca

      Eliminar
  2. ¡Enhorabuena, usas tecnología n.n . Esta no caduca!

    ResponderEliminar
  3. Aunque no somos cardiologos como nos gusta "tocar" el corazón

    ResponderEliminar