viernes, 4 de septiembre de 2015

LA IMPORTANCIA DE VER, TOCAR Y OIR

Pintura de Robert A. Thom, 1960
Pintura de Robert A. Thom, 1960

En la época de la tecnificación de la medicina, se nos olvida la importancia que tiene la exploración física de los pacientes.

Ya en el Corpus Hipocraticum se hacia especial énfasis en la observación minuciosa de los enfermos y sus dolencias y esto sigue estando en vigencia.

Como médicos de familia nos basamos en una entrevista clínica y una exploración minuciosa para llegar a un diagnóstico y recomendar un tratamiento.

No podemos dejar que la tecnología empañe nuestros sentidos y nos olvidemos de ver las lesiones de la piel, de tocar un abdomen o un miembro, de escuchar como suena el corazón, los pulmones o el abdomen.

Un compañero definió hace unos años alguna especialidad como "la especialidad del hágase" por la cantidad de "hágases" que se hacía: "hágase una TAC", "hágase una analítica", "hágase una punción"...

Miremos, toquemos y escuchemos a los pacientes que acuden a nuestra consulta. Seguro que haremos mejor nuestro trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada