miércoles, 10 de octubre de 2012

COMUNICADO SAMFyC SITUACIÓN MEDICINA DE FAMILIA

Hoy la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFyC) ha hecho público un comunicado analizando la situación actual de la medicina de Familia en Andalucía.

Un resumen del comunicado podría ser:


¿Cómo perciben los médicos de familia andaluces el escenario profesional y laboral en el que desarrollan su labor facultativa? El 90% de los encuestados piensan que la situación es mala o muy mala. Sólo uno de cada diez piensa que es buena (9%) o muy buena (1%). 
Las plantillas de Atención Primaria llevan tiempo sufriendo paulatinos recortes; pero éstos se han acentuado a consecuencia de las sucesivas medidas aplicadas para recortar el déficit público. Durante los últimos meses, la situación no ha hecho más que empeorar. Entre otras medidas, se ha restringido hasta su práctica desaparición la contratación de médicos para cubrir las vacaciones, bajas por enfermedad y permisos reglamentarios (sustituciones). Y se mantiene la amenaza de dejar sin cobertura las vacantes que se vayan produciendo por jubilación. A lo que se suma que cada vez más médicos de familia, anteriormente contratados a tiempo total, ven ahora reducidos sus contratos al 75%, disminuyendo por tanto en un 25% su tiempo de dedicación a los pacientes. 
La merma de profesionales que esto conlleva agrava las condiciones -ya de por sí precarias de los últimos años- e incrementa el número de pacientes que cada médico de familia debe atender en el centro de salud, en dispositivos de urgencias y a domicilio. Esto agrava la saturación de muchos centros en los que las plantillas no se han ido ajustando a la población real atendida, con cupos médicos (número de pacientes asignados a un médico de familia) que exceden ampliamente la ratio contemplada en el Pacto por la Atención Primaria suscrito por SAMFyC y otras organizaciones profesionales con el Servicio Andaluz de Salud. Actualmente muchos cupos superan de forma habitual la ratio pactada (1.500 personas por médico de familia), alcanzando en ocasiones más de 2.000 pacientes por cupo.  
Ejercer la Medicina de Familia requiere disponer de tiempo suficiente para la atención clínica de los pacientes. 
Las circunstancias descritas transcienden el ámbito de la reivindicación puramente laboral ya que comprometen la calidad de la asistencia prestada a los pacientes y el adecuado funcionamiento de los centros de Atención Primaria y de Urgencias. El incremento de las cargas de trabajo y la imposibilidad de ejercer su labor facultativa de forma adecuada está llevando a muchos médicos de familia andaluces a sufrir un excesivo stress laboral.   
SAMFyC expresa su convencimiento de que, a pesar de las dificultades macroeconómicas en las que nos encontramos, hay soluciones alternativas al simple "recorte de gastos" indiscriminado. La Junta Directiva de SAMFyC pondrá en marcha acciones destinadas a dar a conocer la situación actual y propondrá medidas que ayuden a mantener la calidad de la asistencia y que faciliten a los profesionales un desempeño digno de sus funciones como médicos especialistas más cercanos a las personas y sus familias.  
El médico de familia es el médico especialista en personas. Su labor facultativa resulta esencial para mantener una asistencia integral, integrada y continuada en el sistema sanitario público.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada